Un saloncito de baile

Mientras la información diaria sigue hablando de lo mismo hasta aburrir y nuestra clase política se empeña en descalificarse y en hacer de su trabajo un espectáculo, pensando en su propio bien en vez del nuestro, los ciudadanos seguimos con nuestras rutinas. Nos empeñamos en vivir, qué se le va a hacer.

Retuerta del Bullaque. Foto: Ayuntamiento de Retuerta

Hace unos días, de viaje por Castilla-La Mancha, pasé parte de un fin de semana en Retuerta del Bullaque, conociendo la zona, caminando sus montes y degustando su gastronomía. Allí, en Casa Román, donde desayunaba y cenaba cada día, me encontré con ellas. Angelines, Esperanza y Mari son tres amigas retorteñas que cada mañana se citan a las 9 para desayunar y hablar. Hablan de sus cosas, de su día a día… es su particular terapia, el rato que se auto dedican a sí mismas y que confiesan ser mejor, incluso, que una sesión con el psicólogo.

Y son felices. Cada una a su manera y con sus circunstancias. La vida en un pueblo manchego como este transcurre sin grandes novedades, salvo las que la propia vida le trae a cada cual. ¿Echáis algo de menos? les dije.Y con un brillo en los ojos, Angelines -la más dicharachera- me dijo que le encantaría bailar. Que en Retuerta siempre hubo alguna salita de baile, pero que, a medida que se han ido muriendo algunos de aquellos músicos, se perdió la costumbre y cayó en el olvido.

Os invito a escucharlas. Ellas no son noticia, pero son sus historias, las de su día a día, las que no serán nunca portadas de informativos ni llenarán minutos en tertulias.

Ellas solo quieren bailar.

Escucha el podcast con la charla que mantuve con Angelines, Mari y Esperanza en Casa Román:

 

Ir a descargar

 

Mari (izda), Esperanza (centro) y Angelines (dcha)

“Es un gran momento para reinventar el audio”

Finalizó la tercera edición de OnTopic, en Zaragoza,  y tuve la ocasión de charlar con Fran Izuzquiza y Alberto Espinosa, responsables de la empresa Yes We Cast,  sobre el futuro del audio, motivo de su charla en la clausura del encuentro.

¿Por dónde irán los tiros? ¿Escucharemos más la radio? ¿Cómo serán los podcast dentro de diez años?

Fran asegura que la radio tradicional seguirá existiendo pero se transformará y el podcasting se dirigirá a nichos muy concretos a los que la radio ya no llega. “Son dos ecosistemas que van a convivir pero el audio de pago  marcará la diferencia, aunque no tenemos ni idea de lo que va a ocurrir”. Para Alberto “Espi” , igual que vemos la televisión a la carta, haremos lo mismo con el audio bajo demanda.

“Si tu pasión es la radio, el podcast y disfrutas con el audio, no esperes ganar dinero desde el día uno. Así que paciencia y constancia”.

Pero si hay un error común en todo aquel que quiere iniciarse en el mundo de los podcast, es el que tiene que ver con los ingresos económicos. Y, si quieres ganar dinero con el podcasting, este no es tu sitio, añade Fran, que lo explica perfectamente. “Si tu pasión es la radio, el podcast y disfrutas con el audio, no esperes ganar dinero desde el día uno. Así que paciencia y constancia. Primero disfruta, y luego vendrá lo demás”. Una recomendación de la que el propio Izuzquiza habla en su libro “El gran cuaderno de podcasting”, publicado este año.

¿Cómo será el mundo del podcast de aquí a un futuro no demasiado lejano? En Yes We Cast hablan, más bien, de audio en general. Quizás lleguen nuevas formas de presentar el audio que ahora desconocemos. Y eso es lo que nos gusta, aseguran.

La creación de contenido es fundamental, pero también el realizador o ambientador sonoro, lo que siempre hemos conocido como técnico de radio, una figura que, con los nuevos formatos de audio, ha ganado en presencia y en posibilidades.

Os dejo el podcast que grabamos en Zaragoza con las gracias infinitas a Fran y Espi por su generosidad, al invitarme a grabar con su propio equipo.

Ir a descargar

En definitiva, es una gran momento para reinventar el audio.

¡A por ello!

Gonzo:“Las posibilidades del podcast son brutales”

El periodista Fernando González “Gonzo” prepara una serie de podcast para Amazon que tendrá como protagonista la figura del Abogado de Oficio.

Cuando habla del periodismo que ejerce le brillan los ojos. Quizás porque confiesa ser feliz con lo que hace. Y se le nota.

Ser periodista, además de ser una de las profesiones más hermosas, le permite conocer a tanta gente y contar sus vidas, que no lo cambiaría por nada porque “te brinda oportunidades maravillosas”.

Aunque está al frente de Salvados, confiesa que la radio es su medio de comunicación preferido. “Es el más natural y directo y el que te facilita más la comunicación con el oyente”. También, porque “es el medio que más ha hecho por la sociedad”.

A pesar de no ser escuchante habitual de podcast “porque me distraigo y enseguida pienso en el trabajo”, acaba de involucrarse en un proyecto para Amazon, que tendrá como protagonista la figura del abogado de oficio, y que verá pronto la luz en formato audio. Serán ocho capítulos con ocho historias que abordarán la importancia de esta figura de la abogacía y el derecho que como ciudadanos tenemos a una defensa justa.

Pero, eso sí, los podcast que escucha tienen que ver con la música, una de sus grandes aficiones que le permiten, además, ver cómo se puede jugar con las posibilidades sonoras y su distribución.

Fernando González, Gonzo, participó en una charla que tuvo lugar en la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca, organizada por el grupo de alumnos La Cuarta Pared en colaboración con el decanato de alumnos.

Escucha el podcast con la charla que mantuve con él:

Gonzo durante su charla en la Facultad de Comunicación.

Fotos: Facultad de Comunicación

Manuel Jabois y el oficio de contar historias

Asociación Salmantina de Periodistas, 2 octubre 2019. Irónico, directo, espontáneo, mordaz, natural, ácido, crítico, divertido, apasionado, categórico, nostálgico, alegre, cercano… Son algunas de las aristas de una personalidad arrolladora y llena de matices, la del periodista gallego Manuel Jabois (Sanxenxo, 1978), que presentó en Salamanca ‘Malaherba’, su última novela.

Manuel Jabois charla con Elena Martín

Ante un auditorio repleto y rendido, Jabois les puso en bandeja la posibilidad de disfrutar durante un par de horas de sus recuerdos de la infancia y la adolescencia, algunos muy sorprendentes, y también de sus reflexiones sobre las redacciones de periódicos a las que, como buen reportero, se confiesa alérgico-; no así a la mayoría de sus inquilinos.

La presencia de Jabois en Salamanca supuso el punto de partida para el ciclo ‘Periodistas para una nueva era’ con el que renuevan su colaboración la librería Letras Corsaria y la Asociación Salmantina de Periodistas (ASPE). A lo largo de los próximos meses, numerosos autores recalarán en la capital del Tormes para encontrarse con su público y todos unidos por el nexo común del periodismo.

Un oficio que se aprende ejerciéndolo

Durante casi dos horas, el periodista al que actualmente podemos escuchar en la cadena SER y leemos en El País, desgranó los pormenores de su faceta de escritor y navegó sin tapujos por su día a día como profesional de la información. Convertido ya en uno de los periodistas más respetados de su generación, Jabois corteja en ocasiones con ese nuevo periodismo que trenza la actualidad con la narrativa como un interesante recurso para acercarse a sus seguidores. Y todo empezó en el Diario de Pontevedra. Allí, reveló, comenzó a labrarse un camino que bien podría haber pasado por Salamanca para formarse en su universidad “para lo que mis padres me dijeron que estaban dispuestos a hipotecar su casa”. “Era capaz de sobrellevar la presión de tener que aprobar pero la de que mis padres se quedaran sin casa, ya no”, ironizó este amante del relato periodístico que defiende la titulación como llave de acceso al ejercicio periodístico pero sin dejar de reconocer que se trata de un oficio “que se aprende ejerciéndolo”.

Puedes seguir leyendo la entrada en la web de la Asociación Salmantina de Periodistas.

“El periodismo es lo honestamente cierto”

El periodismo es un oficio invencible que siempre estuvo en peligro y siempre fue capaz de resurgir. Lo dice Juan Cruz– quien lleva en vena esta profesión cuya credibilidad no atraviesa por sus mejores momentos. El subdirector de El País inauguró, hace algunos días, el curso “Comunicar e informar en español” organizado por el Centro Internacional del Español y el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

Preocupado por los malentendidos que hay sobre el periodismo y las invenciones que engañan al ciudadano, Cruz mantiene que inventar no es nuestro trabajo y estamos aquí para despejar dudas y aclararlas. “El periodismo es lo honestamente cierto.”

Precariedad e incertidumbre fueron las dos palabras que más se escucharon a lo largo del curso y en la que coincidían prácticamente todos los compañeros que por allí pasaron. Y es que, a la crisis de negocio, se une la forma de contar las cosas. Hay que preguntar hasta la extenuación, incidía Juan Cruz.

Hay que inventarse algo, pero no sabemos cuánto tiempo durará la situación actual, según el periodista Iñigo Domínguez. Es un reto conseguir que el lector pague por la información. “No somos conscientes de lo importante que es estar bien informado. La democracia está en juego con una buena información”.

Iñigo Domínguez

Pero la desinformación, los bulos, esas mentiras creadas por intereses económicos, políticos o por el simple hecho de hacer daño, requiere que nos paremos a reflexionar sobre cómo lo estamos haciendo y de qué manera debemos ayudar a evitarlo. Para José Luis Fuentecilla, subdirector de informativos de Mediaset, la clave está en una palabra: educación. Debemos aprender herramientas necesarias para discernir la verdad de la mentira, incluso hacerlo obligatorio para los escolares.

Y hablando de otros lenguajes y otras maneras de comunicar, también se habló de podcast. En España, ya son varios los medios que apuestan por este formato- al margen de la radio tradicional- e incluyen el audio como añadido a sus contenidos.

Montserrat Domínguez, por ejemplo, al frente de El País Semanal, habla del “boom del audio” y apuesta de manera firme por esta manera de contar que es “rápida, directa y tiene la fuerza que siempre ha tenido la oralidad”.

Podcast y radio tuvieron su parte especial en el curso con el taller del consultor y experto en radio  Gorka Zumeta, con quien grabé un podcast en el que me hablaba del futuro de la radio que, en su opinión, pasa por reflejar más la sociedad, salir a la calle, hacer valer su fuerza en el directo y contar lo que ocurre en cada momento. Algo que, en la mayoría de emisoras, ya no ocurre por falta de medios.

El periodismo es necesario, más necesario que nunca. Nos hace mejorar como personas, nos hace más leales. Por eso es un oficio invencible.

Escucha el podcast con las opiniones de algunos de los periodistas que pasaron por el curso:

Ir a descargar

Elena Martín y Juan Cruz

“Soy militante de radio, por eso no puedo criticarla sino mirar hacia adelante”

Decía Iñaki Gabilondo que la radio del futuro será como sea la sociedad del futuro, porque la radio es el retrato de la sociedad a la que sirve. Opinión que también comparte Gorka Zumeta para quien, además, el medio debe adaptarse a nuevos escenarios.

Camino junto a él por el claustro de la Universidad de Salamanca buscando un lugar sin ruidos en el que grabar un “Gorkast”. Finalmente nos asomamos a la capilla de la Universidad que, vacía, nos invita a ocupar uno de sus bancos para nuestra charla.

Zumeta es un hombre tranquilo, y esa tranquilidad la transmite cuando habla contigo. Siempre con gesto amable, le delata la pasión con la que habla de ella, de la que ha sido su compañera y a la que le ha dedicado y dedica su vida, pero ahora desde el otro lado.

Gorka Zumeta habla de radio, la estudia y analiza para saber por dónde irá su futuro. Un reto que, en su opinión, tiene que ver con el hecho de poder elegir qué escuchamos y cuándo.

Y es que a la radio le falta más reflejo de la sociedad, más contacto con la calle y hacer valer su fuerza en el directo de manera que, cuando el oyente lo escuche, conecte con un hecho que esté ocurriendo en ese instante. A esto se refiere también Juan Carlos Ortega en su último artículo publicado por El Periódico, en el que se pregunta si no nos estaremos pasando cuando hablamos  tanto de política y llenamos la programación de las emisoras con tertulias y análisis insustanciales. “Los magazines matinales se han convertido en monográficos sobre lo que ha dicho Pedro Sánchez y lo que le ha respondido Pablo Iglesias, sobre Torra y sus lazos amarillos. Lo que antes era una sección, se ha convertido en casi lo único”. Por eso, la apuesta de Ortega por los podcast es significativa y asegura, rotundo, que es donde se habla de lo que realmente interesa a los oyentes.

“Yo aprendo todos los días de mis compañeros, soy militante de radio, por eso no puedo criticarla sino mirar hacia delante y ver cómo estará de aquí a diez años”.

La radio debe hacer frente a las carencias económicas y de medios que ahora padece, me cuenta Zumeta, y es lo que limita ahora mismo que se puedan hacer directos. Pero también influye la falta de escuela de los reporteros, cómo se cuenta cada historia, eso es lo que engancha al oyente que está al otro lado.

Gorka Zumeta en el taller que impartió en la Universidad de Salamanca. Foto:Ignacio Coll Tellechea

“Yo aprendo todos los días de mis compañeros, soy militante de radio, por eso no puedo criticarla sino mirar hacia delante y ver cómo estará de aquí a diez años”.

“Vamos hacia un modelo diferente de radio, no sé si se podrá mantener. Y en ese modelo, puede que haya muchos Davids que luchen contra muchos Goliats, ahora cualquiera puede tener la idea en torno al contenido y construir por ejemplo un podcast o una radio on line, cuyo coste es muy limitado. Esa posibilidad existe, y si das con un nicho con ese público al que le interesa lo que tú hagas, a la industria también le puede interesar. A partir de ahí todo es imaginable”.

La presencia de los podcast aumenta y aquel que los escucha no se aleja, sino que va a más. Este experto confiesa tener debilidad por el radioteatro, donde confluyen el periodismo con el audio que, si está bien construido, es el género culmen de la radio. Se declara fan de Negra y Criminal, de Podium Podcast, dirigido por Mona León, o las Historias de media noche, de Chicho Ibáñez Serrador de finales de los 80 y que la Cadena SER ha recuperado ahora.

Te invito a escuchar el podcast que grabamos en la capilla de la Universidad de Salamanca:

Ir a descargar

Elena Martín y Gorka Zumeta en la Universidad de Salamanca

Gorka Zumeta participó en el curso de verano “Comunicar e informar en español” organizado por el Centro Internacional del Español y la oficina del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

“Cuando buscamos la verdad, encontramos enemigos”

El periodista David Jiménez presenta su último libro “El Director”, de la mano de la Asociación Salmantina de Periodistas y Letras Corsarias.

Había muchas ganas de saber. La expectación que “El Director” (Libros del K.O) ha levantado, no solo en el oficio, lo ha convertido en el libro del momento. En apenas mes y medio ha alcanzado la quinta edición y el ritmo es vertiginoso. David Jiménez cuenta en primera persona su breve paso como director de El Mundo, 366 portadas que le hicieron ver las entrañas de un periodismo condicionado por el poder político, pero sobre todo económico.

Pero a pesar de este análisis, David Jiménez se muestra optimista con la profesión, y echa un órdago a las nuevas generaciones para que se recupere su esencia. Porque parece que eso de cuestionar al poder ya no es una premisa para los medios de comunicación tradicionales, cuyo papel queda en entredicho en “El Director” y nos sigue recordando el triunfo de los mediocres.

David Jiménez. Foto: Alex Avenida

“El Director” no es una venganza, como muchos han afirmado, sino un análisis del estado en el que se encuentra la profesión periodística. Un golpe de realidad que deja al descubierto los intereses que las grandes corporaciones ejercen sobre los medios de comunicación. David Jiménez pone en duda, incluso, el papel de las organizaciones de periodistas que han dejado de defender el objetivo fundamental del periodismo. Aún así, confía en que su libro sea un revulsivo que ayude a los profesionales a tomar de nuevo las riendas de uno de los oficios más maravillosos del mundo.

Que así sea.

Oscar Sánchez, David Jiménez y Elena Martín. Foto: Manu Laya para El Norte de Castilla
Numeroso público asistente en Letras Corsarias

Fotos: Manu Laya para El Norte de Castilla y Alex Avenida.

Ramón Lobo:“La financiación del periodismo evitaría la desinformación actual”

Dice que tiene esperanza en el periodismo porque siempre habrá historias que contar y culpa a la falta de financiación de uno de nuestros principales problemas como es la desinformación. Ramón Lobo apuesta por un periodismo de calidad distinto al que encontramos en las redes sociales: “No me puedes vender lo que da Twitter”.

Para este veterano corresponsal, la gran escuela del periodismo, es el local, porque si realizas un buen reportaje en tu ciudad, puedes hacer un buen reportaje en Afganistán. “El problema es que tienes que convivir con las fuerzas vivas y a veces sostienen económicamente los medios a través de la publicidad”.

Sobre el polémico libro “El Director” de David Jiménez en el que desvela las presiones económicas y políticas que se ejercen sobre periodistas, Lobo- amigo de Jiménez- le aconsejó que escribiera una novela, aunque reconoce que esas prácticas no solo ocurren en El Mundo, añade. “El problema no es quién te llama, sino quién coge el teléfono”.

En su opinión, hay que educarles a encajar, refiriéndose a los políticos de turno acostumbrados a presionar a periodistas y medios. Igual que educar a los accionistas a que lean noticias incómodas sobre ellos porque a la larga eso es positivo.

“El problema no es quién te llama, sino quién coge el teléfono”.

Y pone el ejemplo de la exclusiva del Washington Post sobre Amazon y su no pago de impuestos, cuando el dueño de ambas empresas es el mismo. “Si renuncias a eso, te has cargado el periódico”.

Lobo confiesa ser un  revolucionario dispuesto a hacer una revolución diaria, y la que más nos urge ahora mismo es “no dejar de soñar”.

Escucha el podcast con la charla que mantuve con él:

Ir a descargar

Ramón Lobo participó en el ciclo “Tres periodistas para la barbarie” organizado por la Casa Museo Unamuno, en Salamanca.

Periodismo de larga distancia

La Revista 5W es un ejemplo de PERIODISMO, así con mayúsculas. Un proyecto totalmente independiente que nació por la necesidad de contar historias sin prisa, contrastando y sobre el terreno, algo muy difícil en la era digital. Marta Arias, una de sus socias fundadoras, viene a Salamanca para presentar cada nuevo número. El cuarto lleva por título “Habitantes”, un recorrido por diferentes escenarios que nos ofrecen una perspectiva global sobre nuestra manera de habitar en el mundo. Cómo vivimos en ciudades, ríos, guerras, cárceles e incluso, bajo tierra.

Te invito a escuchar el podcast con la charla que mantuve con ella y te animo a compartirla en tus redes.

Ir a descargar

El periodista Pedro blanco

Pedro Blanco:”Nada me ha dado mayor satisfacción que la radio local”

El periodista Pedro blanco
El periodista Pedro blanco (Foto de su perfil de Facebook)

Se siente privilegiado por presentar un programa como Hora 25 en la Cadena SER. Privilegiado por trabajar en el mejor medio y por hacer lo que quiere hacer.Y es que la radio no tiene competidores, asegura este orgulloso tudelano.

Pedro Blanco habla sobre la radio con el convencimiento, cariño y profesionalidad que le dan los casi 20 años de micrófono a sus espaldas. “Aunque para muchos colegas la radio sigue siendo un medio menor, la gente de la radio tenemos la responsabilidad de reivindicar y defender este medio frente a los demás”, dice, y establece comparaciones con la televisión o internet para concluir que la radio es el refugio y el último recurso de la gente que busca una información creíble e inmediata. A pesar de ello, Pedro Blanco apuesta por afrontar un proceso de adaptación, con nuevos lenguajes y nuevos formatos, siendo conscientes que la radio ya no se consume como se consumía antes. La radio ya no está en el receptor de pilas, que también, sino en los dispositivos móviles. Cada vez más la radio se escucha en diferido a través de podcast y se construyen programas para ser consumidos a través de internet.

La radio, como la televisión y la prensa escrita ha padecido un “dolorosísimo proceso de pérdida de credibilidad”. Según una encuesta del CIS, el periodismo está considerado como una de las profesiones peor valoradas, y Blanco asegura que hay motivos para ello. “Hemos hecho mucho por perder el prestigio y no hemos sabido estar a la altura de las circunstancias porque el periodismo como la política no vio lo que venía.Y cuando lo vio, no quiso entenderlo, y después no supimos reaccionar”. Recuerda cuando vivió el 11-M y los periodistas nos enfrentamos a él “con una mezcla de  incredulidad, complejos y prejuicios” afirmando que hoy estamos pagando aquella falta de reflejos ya que durante mucho tiempo, los periodistas fuimos sordos y ciegos. Probablemente porque “nos acomodamos en nuestro sitio y vivíamos de la renta de la época dorada y nos seguíamos creyendo  parte del poder”. Pero no todo está perdido. Al menos no para este periodista que se empeña cada día tras su micrófono en recuperar el crédito y el afecto del oyente.

Pedro Blanco confiesa que en su trayectoria nada le ha dado mayor satisfacción que la radio local. Porque es en la radio local donde uno tiene la sensación de estar siendo verdaderamente útil a un colectivo muy definido. Y la conciencia ciudadana se empieza a construir en la esquina de tu calle y en el barrio en el que vives. Aunque no se fía de todos los gurús de la información, comparte la idea extendida de que el  periodismo evoluciona hacia lo hiperlocal, y de ser así, “será muy bonito”.

Pedro Blanco ofreció una charla en la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca. Tras compartir tiempo con los alumnos, pudimos charlar con él: