Manuel Jabois y el oficio de contar historias

Asociación Salmantina de Periodistas, 2 octubre 2019. Irónico, directo, espontáneo, mordaz, natural, ácido, crítico, divertido, apasionado, categórico, nostálgico, alegre, cercano… Son algunas de las aristas de una personalidad arrolladora y llena de matices, la del periodista gallego Manuel Jabois (Sanxenxo, 1978), que presentó en Salamanca ‘Malaherba’, su última novela.

Manuel Jabois charla con Elena Martín

Ante un auditorio repleto y rendido, Jabois les puso en bandeja la posibilidad de disfrutar durante un par de horas de sus recuerdos de la infancia y la adolescencia, algunos muy sorprendentes, y también de sus reflexiones sobre las redacciones de periódicos a las que, como buen reportero, se confiesa alérgico-; no así a la mayoría de sus inquilinos.

La presencia de Jabois en Salamanca supuso el punto de partida para el ciclo ‘Periodistas para una nueva era’ con el que renuevan su colaboración la librería Letras Corsaria y la Asociación Salmantina de Periodistas (ASPE). A lo largo de los próximos meses, numerosos autores recalarán en la capital del Tormes para encontrarse con su público y todos unidos por el nexo común del periodismo.

Un oficio que se aprende ejerciéndolo

Durante casi dos horas, el periodista al que actualmente podemos escuchar en la cadena SER y leemos en El País, desgranó los pormenores de su faceta de escritor y navegó sin tapujos por su día a día como profesional de la información. Convertido ya en uno de los periodistas más respetados de su generación, Jabois corteja en ocasiones con ese nuevo periodismo que trenza la actualidad con la narrativa como un interesante recurso para acercarse a sus seguidores. Y todo empezó en el Diario de Pontevedra. Allí, reveló, comenzó a labrarse un camino que bien podría haber pasado por Salamanca para formarse en su universidad “para lo que mis padres me dijeron que estaban dispuestos a hipotecar su casa”. “Era capaz de sobrellevar la presión de tener que aprobar pero la de que mis padres se quedaran sin casa, ya no”, ironizó este amante del relato periodístico que defiende la titulación como llave de acceso al ejercicio periodístico pero sin dejar de reconocer que se trata de un oficio “que se aprende ejerciéndolo”.

Puedes seguir leyendo la entrada en la web de la Asociación Salmantina de Periodistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s