No escribe novelas para que tengan éxito, sino para que le gusten a una persona, en singular. Los protagonistas de sus novelas existen realmente, incluso sin necesidad de cambiarles el nombre. Confiesa que escribe para ahorrar en psiquiatras porque lo hace con cierto anhelo y traslada al papel lo que le hubiera gustado vivir en otros momentos. “Venimos cargados de errores y debemos saber qué hacer con ellos”.

De origen malagueño pero residente en Santiago de Compostela, Iván Robledo pasó por Salamanca para firmar ejemplares de sus cuatro novelas publicadas hasta el momento por Editorial Amarante, ubicada en el Oeste.

Ver la entrada original 263 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: