Agosto ya no es lo que era

Estamos en agosto, lo sé. Un mes en el que, según la tradición, no pasaba nada. Las empresas estaban a medio gas, la mitad del país de vacaciones y cualquier asunto por menor que fuera, quedaba relegado hasta que empezara la temporada, es decir, el nuevo curso. Os suena, ¿verdad?

Pero este año, por si no teníamos suficiente con la pandemia y sus consecuencias, agosto ha decidido no quedarse quieto. Atrás quedaron las noticias de posados veraniegos o las de las comidas y bebidas preferidas por los españoles para sofocar el calor…¿Os acordáis? Si me apuráis, hasta puede que las eche de menos.

No tenemos más que leer los digitales, escuchar la radio o ver los informativos para darnos cuenta que nada es como antes. Que esto se nos ha complicado y que nadie sabe nada, como dirían Andreu Buenafuente y Berto Romero.

Por eso, en solidaridad con este agosto raro, he decidido poner en marcha una nueva aventura junto a mi amiga Esther Vicente. Un proyecto maravilloso que nos ha vuelto a unir a pesar de la distancia y del que os contaremos más en pocos días.

Esther Vicente

Esther y yo nos conocimos en la Cadena SER hace demasiados años y desde entonces “nos tiramos a la piscina” en cuanto podemos. La complicidad en lo personal y laboral ha hecho posible este reencuentro que, si soy sincera, llevaba buscando desde hace algunos años.

Al final, todo llega, querida.

El periodista Pedro blanco

Pedro Blanco:”Nada me ha dado mayor satisfacción que la radio local”

El periodista Pedro blanco
El periodista Pedro blanco (Foto de su perfil de Facebook)

Se siente privilegiado por presentar un programa como Hora 25 en la Cadena SER. Privilegiado por trabajar en el mejor medio y por hacer lo que quiere hacer.Y es que la radio no tiene competidores, asegura este orgulloso tudelano.

Pedro Blanco habla sobre la radio con el convencimiento, cariño y profesionalidad que le dan los casi 20 años de micrófono a sus espaldas. “Aunque para muchos colegas la radio sigue siendo un medio menor, la gente de la radio tenemos la responsabilidad de reivindicar y defender este medio frente a los demás”, dice, y establece comparaciones con la televisión o internet para concluir que la radio es el refugio y el último recurso de la gente que busca una información creíble e inmediata. A pesar de ello, Pedro Blanco apuesta por afrontar un proceso de adaptación, con nuevos lenguajes y nuevos formatos, siendo conscientes que la radio ya no se consume como se consumía antes. La radio ya no está en el receptor de pilas, que también, sino en los dispositivos móviles. Cada vez más la radio se escucha en diferido a través de podcast y se construyen programas para ser consumidos a través de internet.

La radio, como la televisión y la prensa escrita ha padecido un “dolorosísimo proceso de pérdida de credibilidad”. Según una encuesta del CIS, el periodismo está considerado como una de las profesiones peor valoradas, y Blanco asegura que hay motivos para ello. “Hemos hecho mucho por perder el prestigio y no hemos sabido estar a la altura de las circunstancias porque el periodismo como la política no vio lo que venía.Y cuando lo vio, no quiso entenderlo, y después no supimos reaccionar”. Recuerda cuando vivió el 11-M y los periodistas nos enfrentamos a él “con una mezcla de  incredulidad, complejos y prejuicios” afirmando que hoy estamos pagando aquella falta de reflejos ya que durante mucho tiempo, los periodistas fuimos sordos y ciegos. Probablemente porque “nos acomodamos en nuestro sitio y vivíamos de la renta de la época dorada y nos seguíamos creyendo  parte del poder”. Pero no todo está perdido. Al menos no para este periodista que se empeña cada día tras su micrófono en recuperar el crédito y el afecto del oyente.

Pedro Blanco confiesa que en su trayectoria nada le ha dado mayor satisfacción que la radio local. Porque es en la radio local donde uno tiene la sensación de estar siendo verdaderamente útil a un colectivo muy definido. Y la conciencia ciudadana se empieza a construir en la esquina de tu calle y en el barrio en el que vives. Aunque no se fía de todos los gurús de la información, comparte la idea extendida de que el  periodismo evoluciona hacia lo hiperlocal, y de ser así, “será muy bonito”.

Pedro Blanco ofreció una charla en la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca. Tras compartir tiempo con los alumnos, pudimos charlar con él: